La prensa mundial condena redadas policiales en contra de grupos de medios en España